Artículo: http://www.nicoboco.es/2016/06/01/las-sandalias-perfectas-existen/

Con el veranito a la vuelta de la esquina ya hemos empezado a sacar nuestros pies al aire y a pensar en comprar las sandalias perfectas para este año.

Pero, ¿cómo son las sandalias definitivas? ¿Qué criterios deben cumplir?

Comodidad

Decir que han de ser cómodas parece una obviedad, pero lo cierto es que en más de una ocasión hemos comprado calzado que nos ha enamorado por su estilo o por su precio, y a causa de la incomodidad ha quedado relegado al fondo del armario. Pruébate las sandalias. Pasea por la zapatería con las dos sandalias puestas, arriba y abajo, el tiempo que haga falta. Comprueba que no duelen, que te ajustan bien, que es casi como caminar descalza.

Tallaje

Comprueba, también, que la talla es la correcta. No todo el calzado ajusta al pie de la misma forma: el zapato de salón o la manoletina deben ajustar a la perfección, los deportivos son ligeramente más sueltos, como ocurre con las botas y botines,… Las sandalias, generalmente necesitan media tallita más. Para empezar, porque los meses en los que las utilizaremos, con el calor, tendremos los pies más dilatados. Y porque el pie dentro de la sandalia, sin llegar a ir suelto, debe “respirar”.

Ajuste

Para esto es muy importante también la horma y la sujeción: las diferentes sandalias para mujer de la colección de Nicoboco cuentan con distintos puntos de agarre, con tira o sin ella, que sujetan el pie sin presionarlo. Las sandalias “de altura”, como el modelo Yuka o el Yeste,  deben sujetar el empeine, el tobillo y el talón para garantizar la seguridad y comodidad.

Altura del tacón

El tamaño del tacón depende de la ocasión y del gusto de cada una. Este año se llevan las sandalias planas, pero también las cuñas. 2016 no es el año de la tiranía del  zapato: en lo que a tacones se refiere, precisamente este año cualquier altura es buena. Eso sí: cuanto más ancho, más estabilidad lograremos. Lo que es incuestionable es que un tacón alto aportará elegancia a cualquier atuendo, y que a veces es sencillísimo adaptar el vestuario a diferentes situaciones simplemente con un cambio de zapatos: un vaquero con sandalia plana puede ser ideal para pasar el día, y con sólo aumentar los centímetros de altura, puede reconvertir  un estupendo atuendo para salir por la noche con los amigos.

Plataforma

Si  somos aficionadas al tacón alto, seremos conscientes de que vamos a perder en comodidad. Pero una forma de compensarlo, que además está totalmente de moda, es la plataforma: esta zona del calzado amortiguará el contacto de la planta del pie contra el suelo y, además, reducirá la inclinación del tobillo en caso de tacones muy altos.

Suela

Es importante también que la suela no sea excesivamente fina, pues la planta del pie sufre mucho si vamos “escaneando” cada piedrecita o bache que encontramos en el camino.  Una buena suela amortiguará el peso de nuestro cuerpo sobre las almohadillas plantares. Bimba yLiria son ejemplos de sandalias con suela comodísima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *